El movimiento de la mano
6 Octubre, 2016
Neuropsicología en daño cerebral adquirido
10 Octubre, 2016

https://www.woopilates.co.uk/what-makes-body-control-pilates-different-the-body-control-pilates-method/

Pilates. ¿Qué es?

Antes de ofrecer nuestro servicio de Pilates como ejercicio terapéutico, consideramos necesario saber qué beneficios aporta este método, y para ello nada mejor que echar un vistazo a lo que dice la ciencia.


El método Pilates fue creado por Joseph Pilates en la década de los años 1920s [1, 2].  Se fundamenta en el control de la posición corporal y el movimiento. Sus ejercicios pueden realizarse tanto sobre una colchoneta, como con máquinas con la resistencia ajustable [3, 4].


Los principios básicos del método son la contracción abdominal, el control, la concentración, la precisión, la fluidez y la respiración [5, 6]. La contracción abdominal es el apriete muscular de los músculos situados entre el suelo pélvico y la caja torácica durante los ejercicios [7, 8].


La concentración se refiere a la atención requerida para la realización de los ejercicios. El resto de los principios no son otros que el control de la postura y el movimiento durante los ejercicios, la precisión o cuidado con que estos se realizan, la fluidez o suavidad en la transición de los movimientos con la secuencia de movimiento y la respiración coordinada con el ejercicio [5].


¿Qué efectos tiene su práctica?

Como todo sistema de ejercicios, este método tiene efectos sobre el tono de los músculos, su elasticidad y sobre las articulaciones y los ligamentos que se relacionan con ellas. Su práctica puede mejorar la postura, la fuerza, la flexibilidad y la resistencia muscular. Cuando esto se consigue, se optimizan los patrones de movimiento y la secuenciación muscular, es decir, del orden lógico con el que los músculos son utilizados en una tarea [9, 10]

Su eficacia para reentrenar la pared abdominal (oblícuos, transverso y recto del ambomen), así como la flexibilidad y mejorar el equilibrio dinámico [12], incluso es capaz de mejorar determinados parámetros en la escoliosis [13], la autonomía personal, el equilibrio estático y la calidad de vida [14], hacen de este tipo de ejercicio una herramienta terapéutica siempre y cuando sea aplicada por profesionales sanitariosEn Fisioterapia se emplea porque es capaz de reducir o eliminar el dolor lumbar, cosa que se debe a que practicar Pilates, durante al menos ocho semanas, puede ser suficiente para que mejore nuestra estabilidad lumbo-pélvica y nuestra flexibilidad [15-19].

Jorge Montero. Fisioterapeuta

Equipo neurocen.

Bibliografía sobre Pilates.

[1].      Friedman P, Eisen G. The Pilates method of physical and mental conditioning. 10th ed. London: Penguin Books; 2005.

[2].      Owsley A. An introduction to clinical Pilates. Athlet Ther today 2005;10:19-25.

[3].      Anderson BD, Spector A. Introduction to Pilates-based rehabilitation. Orthop Phys Ther Clin N Am 2000;9:395-410.

[4].      Lately P. The Pilates method: history and philosophy. J Bodyw mov Ther 2001;5:275,282.

[5].      Lately P. Updating the principles of the Pilates method – part 2. Bodyw Mov Ther 2002;6:94-101.

[6].      Well C, Kolt GS, Bialocerkowski A. Defining Pilates Exercise: A systematic review. Complement Ther Med 2012;20:253-262.

[7].      Muscolino JE, Cipriani S. Pilates and the powerhouse – I. J Bodyw Mov Ther 2004;8:15-24.

[8].      Muscolino JE, Cipriani S. Pilates and the powerhouse – II. J Bodyw mov Ther 2004;8:122-130.

[9].      Bernardo L. The effectiveness of Pilates Training in healthy adults: an appraisal of research literature. J Bodyw Mov Ther 2007;11(2):106-110.

[10].   McNeill W. Neurodynamics for Pilates teachers. J Bodyw mov Ther 2012;16:353-358.

[11].   Cruz-Ferrera A, et al. A systematic review of the effects of Pilates method of exercise in healthy people. Arch Phys Med Rehabil 2011;92(12):2071-2081.

[12].   Alves de Araújo ME et al.  Inoue Salgado AS, Martin Dantas EH. The effectiveness of the Pilates Method: Reducing the degree of non-structural scoliosis, and improving flexibility and pain in female college students. J Bodyw mov Ther 2012;16:191-198.

[13].   Siqueira Rodrigues BG et al. Pilathes method in personal autonomy, static balance and quality of life of eldery females. J Bodyw mov Ther 2010;14:195-202.

[14].   García-Pérez F, Alcántara-Bumbiero S. Importancia del ejercicio físico en el tratamiento del dolor lumbar crónico. Rehabilitación (Madr) 2003;37(6):323-332.

[15].   Van Tulder MW et al. Exercise therapy for low back pain. A systematic review within the framework of the Cochrane Collaboration Back Review Group. Spine 2000;25:2784-2796.

[16].   Kankaanpää M et al. The efficacy of active rehabilitation in chronic low back pain. Effect on pain intensity, self-experienced disability and lumbar fatigability. Spine 1999;24:1034-1042.

[17].   Mannion AF et al. Active therapy for low back pain. Part 1. Effects on back muscle activation, fatigability and strength. Spine 2001;26:897-908.

[18].   Petersen T et al. The effect of McKenzie therapy as compared with that of intensive strenthening training for the treatment of patients with subacute and chronic low back pain. A randomised control trial. Spine 2002;27:1072-1079.

[19].   Phrompaet S et al. Effects of Pilates training on lumbo-pelvic stability and flexibility. Asian J Sport Med 2011;2(1):16-22.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »